Sanando heridas

perdon

¿Cuantas veces no buscamos que alguien nos ofrezca su perdón por alguna situación vivida?

Esperamos y esperamos y quizás no pase nada. Y en ocasiones la persona ni supo de lo acontecido ni del rencor acumulado en nosotros por determinado evento.

Y al paso del tiempo (pueden ser años) nos damos cuenta de que los únicos que sufrimos somos nosotros pues el otro ha seguido su vida como si nada malo hubiera pasado.

Y entonces…¿qué hacer? ¿qué sentir? ¿Le sigo guardando resentimiento o qué hago?

Ciertamente en el caminar de la vida nos pasan muchas cosas. Entre ellas puede haber malentendidos con las personas que tenemos alrededor y más aun con personas cercanas, amigos o familiares.

Y bueno, regresando a nuestra pregunta anterior, ¿qué hay por hacer?

Soltar…simplemente soltar y dejar ir esa ira o molestia que sentimos hacia el otro. Es posible que solo veamos nuestro lado del mapa pero si pudiéramos ver un poquito del lado de la otra perspectiva del mapa y ver lo que el otro vive o ha pasado quizás soltaríamos de forma más fácil y nos sentiríamos con paz y libres de cualquier sentimiento negativo.

  • Share on: