Los zapatos viejos (para niños)

Cuando eres niño las cosas de los mayores son tan grandes. Mis padres tienen un solo armario para los zapatos y en el fondo de los fondos debajo de unos viejos zapatos de mamá están ellos.

 La pareja de zapatos más vieja y extraordinaria del armario. Han caminado por montañas, por ríos, por la nieve, por la arena del desierto y después de tantos y tantos caminos tomados han acabado aquí, olvidados. Cuando eres niño las cosas de los mayores son tan grandes. A menudo juego con estos zapatos ya viejos, me los pongo y me imagino lo que sería ser grande como la persona que los llevó y cuando los llevo en mis pies ya no puedo correr tras aventuras, tampoco puedo saltar los puentes que me llevan a conocer cosas nuevas, tampoco puedo bailar la música que escucha mi corazón. Cuando eres niño las cosas de los mayores son demasiado grandes. Cierro el armario y busco mis zapatos con ellos: correré, saltaré, bailaré ya que para hacer todo esto no necesito esos viejos zapatos solo necesito mis pies.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.