Ejercicios de autoestima

Actividad para el mejoramiento de la autoestima

1. Lista de nueve momentos en mi vida en que he tomado una decisión, asumiendo el control de mi vida.

“Aquella vez cuando elegí cambiar de carrera; cuando me alejé de mis amigos porque queríamos cosas diferentes; el momento en que corté con aquella novia porque exigía toda mi atención; cuando decidí que ya era hora de cambiar…”

¿Puedo recordar la emoción que sentí en cada uno de esos momentos? ¿Puedo permitirme sentir esa emoción ahora – sentirme así en este instante?

Si me siento bien, he identificado algo bueno. Si me siento mal, lo suelto y busco otro ejemplo que me haga sentir bien. Lo importante es traer al presente esas emociones tan positivas.

niñautoestima

2. Poster de la vida de mis sueños

¿Cuándo es el mejor momento para preparar el afiche o poster de la vida de mis sueños?

Por lo menos una vez al año me conviene detener el tiempo, reunirme conmigo a puerta cerrada y revisar a profundidad la dirección que lleva mi vida.

Si siento que la dirección está bien, fantástico! Si siento que quiero redirigirla hacia otros rumbos, elijo hacer un cartelde la vida de mis sueños.

Me planteo las cosas que quiero lograr – las metas.  Inicio el proceso escribiéndolas. Hago la lista sin preocuparme todavía del orden final. Simplemente me dejo soñar.

Es muy importante para este afiche de la vida de mis sueños, que me enfoque en lo que quiero, sin darle importancia a cómo lo voy a alcanzar. En este momento no importan los obstáculos ni las limitaciones que tenga para alcanzar todo aquello que quiero.

Incluyo todo lo que sea importante

Reviso la siguiente lista para que nada vaya a quedar por fuera :

  • La apariencia de mi cuerpo físico
  • Mi condición física – resistencia, flexibilidad, etc.
  • Mi estado de balance – salud
  • Mis relaciones: pareja, padres, hijos, familia, amigos
  • Mis relaciones laborales
  • Mi trabajo o estudio
  • El dinero
  • Mi éxito
  • Mi autoestima
  • Mis emociones
  • Mi capacidad mental
  • Mi crecimiento personal
  • Mi crecimiento espiritual

Reviso las páginas, la vida de mis sueños y las metas y el éxito, para asegurarme del enfoque adecuado.

Confirmo y reconfirmo que cada punto que incluyo, me genere una energía constructiva y positiva – que lo sienta rico.  Ahora, reúno unas cuantas revistas y busco fotografías, dibujos, símbolos o frases que representen cada cosa que quiero.

Puedo hacerme mis propios dibujos y puedo tomar fotografías de cosas o situaciones parecidas a las que quiero. Puedo sacar fotocopias de libros, imprimir imágenes que encuentre en la Internet, mezclar dibujos y hasta pegar la cara mía a una imagen excelente.

Cada cosa que parezca que puede servir la incluyo, aunque parezca que estoy repitiendo. Al final, voy a seleccionar de todos los recortes, fotos o dibujos, lo que mejor represente cada una de mis metas.

Una vez seleccionadas las mejores imágenes, busco organizarlas de una manera agradable. Sobre una hoja de papel en blanco, ensayo diferentes opciones.

Una manera muy efectiva de hacer esta composición es el método concéntrico:

En el centro ubico la imagen de la persona que quiero ser, de cómo quiero sentirme la mayor parte del tiempo. Es lo más importante.

En mi propio afiche de la vida de mis sueños ese centro es: soy una persona verdaderamente feliz.

Alrededor de esa imagen central van todas las otras cosas.

Esas otras imágenes las relaciono entre ellas si es posible:

Tal vez ubico los viajes al lado de familia o amigos. El dinero o trabajo que quiero cerca de la casa o el vehículo que deseo. La imagen de cómo quiero ver mi cuerpo al lado de la comida sana que me propongo comer o del curso de yoga que voy a tomar.

Una vez que lo tenga listo y  en que sienta más armónica, pego cada imagen con cinta engomada por detrás y escribo la fecha en algún espacio adecuado. Le saco una fotocopia a color.

Mañana tal vez quiera cambiar algo y entonces sólo despego la imagen correspondiente, reacomodo y saco otra fotocopia. De esta manera tengo la posibilidad de ajustar, reformular o mejorar cada vez que se me ocurra.

La flexibilidad que esto me da es liberadora. No hay nada escrito en piedra. No trazo un destino inflexible sino que manejo una radiografía de mis sueños en este momento.

Lo coloco en un lugar visible

Para inspirarme día a día con mi creación, lo coloco en algún lugar en el que lo vea todos los días.

Es genial pegarlo directamente encima de la cama para verlo tan pronto me despierto. Puedo ubicarlo en el espejo del baño o en el armario.

La intención es que el afiche de la vida de mis sueños me recuerde constantemente poner mi atención en las cosas que me hacen vibrar constructivamente.

La acción – cómo lo voy a lograr – vendrá por inspiración. Incluyo sólo la energía positiva

“Tan pronto yo siento un deseo, el universo responde y me manda múltiples opciones para satisfacerlo.”

“En este universo de energía, las vibraciones similares se atraen.”

“Por eso, para que lo que más quiero encuentre su camino hacia mí, sintonizo la frecuencia de la gratitud y aceptación.”

“Gratitud por lo que ahora soy y tengo y por mis sueños aunque no los vea manifestados todavía.”

“En estado de gratitud y aceptación, las cosas que quiero se manifiestan más fácilmente en mi vida.”

Me aseguro de disfrutar cada paso de este proceso creativo. Si en algún momento siento alguna resistencia, retrocedo al paso anterior y reformulo hasta sentir la energía constructiva.

3. Mañana sorprenderé a tres personas.

Mañana voy a decirles algo maravilloso a tres personas que no esperan nada de mí.

“Sorprenderé a la persona que limpia la oficina diciéndole que hace un trabajo excelente, que los pisos están relucientes y que sin su trabajo ese lugar no sería igual. A la señora que prepara los almuerzos le diré que valoro mucho su intención de complacernos a los comensales, que las brócolis de los jueves son mis favoritas y su permanente sonrisa me inspira mucho. A mi hija la abrazaré y le diré que la quiero, que deseo lo mejor para ella y que me disculpe por las veces que la he hecho sentirse mal.”

Lo extraordinario de estas actividades de autoestima es que en minutos logro elevar el nivel de vibración de quienes reciben mi aprecio. Les transformo el día y dejo una huella imborrable. Pero más impresionante aún es el efecto que esto tiene en mí.

4. Dejar ir, soltar, aflojar, liberar.

Describo nueve momentos en mi vida en que he dejado ir algo y me he sentido liberad@. La intención es que la sensación de libertad, de liviandad, de soltura la pueda recrear en este instante.

“El momento en que solté un trabajo muy bien pagado y de mucho prestigio, para recuperar mi paz, mi libertad y la flexibilidad de horarios. Sentí que solté un enorme peso que cargaba cuesta arriba. Asumí el control de mi vida. Otro caso es cuando dejé ir a mi primera esposa que murió y me quedé con cuatro hijos. La recuerdo con cariño, pero la dejé ir en paz. Me liberé de un apego y procesé el duelo con mayor facilidad. Fue liberador. Otra experiencia fue cuando…”

Este ejercicio de autoestima me permite re-crear en el presente la sensación de libertad, de fortaleza interior y de desapego tan importante para elevar mi autoestima.

¿Puedo imaginar que soy capaz de liberarme de otras cosas que me atan o limitan en este preciso momento? ¿Puedo permitirme imaginar cómo me voy a sentir cuando suelte todo eso?

5. Hablando con mi niño interior.

Voy a imaginar que puedo sentarme con mucha tranquilidad a hablar con el/la niño que fui a los 2, 4 y seis años.

Voy a darle mucho cariño, a escuchar sus hazañas y sus penas. Con paciencia y amor le presto toda mi atención.

Lo abrazo cuando me cuenta sus congojas o frustraciones y lo felicito por sus logros. Lo estimulo a que me cuente lo que más le gusta. Nos reímos juntos, me abro a escuchar sus confidencias y le prometo aprobación incondicional.

Quiero darle mucho amor, quiero que sienta esperanza, que confíe en que la vida puede ser maravillosa.

Quiero que se sienta muy seguro, que es amado y que estaré siempre a su lado.

Es fundamental que mi aporte sea alegre, esperanzador, amoroso, de aumentar la confianza y de fortalecerlo y liberarlo.

Si logro que mi niño interior sane algunas heridas y mejore sus actitudes en algunos aspectos, estoy trabajando por el bienestar de ambos.

Este ejercicio es muy poderoso

Comments

  1. Beatriz Ventura on 25 julio, 2016 at 8:25 PM said:

    necesito ayuda creo no estoy haciendo lo correcto

  2. rosigona on 15 agosto, 2017 at 3:51 PM said:

    Hola auricelis con gusto podemos ayudarte. por favor ponte en contacto con nosotros a info@psicohumano.com
    saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Terapia Individual

Terapia uno a uno mediante chat en línea.

Terapia Familiar

Terapia en línea con los diferentes miembros de la familia. Sesiones live cam y modelación.

Terapia de Pareja

Terapia con la pareja, en sesiones individuales y conjuntas.

Life Coaching

Sesiones cortas donde tu "Coach" o entrenador de vida te ayudará en tu día a día.

Sitio desarrollado por Psicohumano.com. Todos los derechos reservados 2004-2013